lunes, 4 de marzo de 2013

3/04/2013 08:57:00 a. m.
Antes de hacer referencia a los Registros Pecuarios en las fincas ganaderas, es necesario mencionar que desde el 24 de octubre de 2011 está publicada en La Gaceta, Diario Oficial de Nicaragua y en vigencia, la Norma Técnica Obligatoria NTON 11 026 10 “Sistema de Registros de Establecimientos, Identificación y Movilización de Ganado Bovino”, la cual indica en su parte medular: “La identificación animal será obligatoria para todos los bovinos nacidos a partir de la publicación de la presente Norma.
Los dispositivos se colocarán en el plazo máximo de seis meses, a partir del nacimiento del animal o antes de los seis meses si este abandona el establecimiento de origen. También establece en su acápite 5.3 sobre Registro de movimientos: “Cada poseedor de animales deberá llevar el registro de movimientos actualizados conforme al formato de Registro de Movimiento de Hato” establecidos en dicha norma.
Esta norma técnica NTON, es la base para la implementación del Sistema Nacional de Trazabilidad Bovina que el Magfor ejecuta desde hace unos años, y en donde se han incorporado en esta ardua tarea “operadores privados” que han sido habilitados para ejercer la función de gestores de la Trazabilidad a nivel nacional, entre ellos la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN.
Como bien lo indica la NTON, todos los productores ganaderos, además de inscribir sus fincas, registrarse como productor, identificar sus animales (enchapar), deben llevar registros. En Nicaragua, el tema de Registros Pecuarios es una tarea pendiente de la gran mayoría de los productores ganaderos.
¿Qué son los Registros Pecuarios?
Es un formato ordenado del almacenamiento de información, relacionada con el origen, manejo, comportamiento y destino de los animales, y cuyo objetivo principal es brindar información ordenada que permita al productor tomar mejores decisiones en relación a la gestión productiva y económica de sus fincas.
Se menciona que es una tarea pendiente porque la mayoría de los ganaderos no llevan registros, ¿pero por qué sucede esto? La respuesta puede deberse a muchos factores, pero me atrevo a afirmar que es porque la mayoría de ellos no le encuentra “la importancia” de su uso, y por lo tanto, aducen argumentos tales como: “Falta de tiempo para realizarlos”, “no lo ven necesario porque todo el registro lo llevan mentalmente”, “que no les sirve para nada”, entre otros.
A pesar de no registrar información, siempre será una gran oportunidad para que los técnicos, tanto privados como lo de todos los programas y proyectos de apoyo a los productores retomen esta tecnología, la que si es implementada adecuadamente, se convierte en un verdadero beneficio para los ganaderos.
Implementar los registros pecuarios no es solamente enseñar al ganadero a anotar información en los formatos. El verdadero éxito está en “ayudarles” a interpretar, analizar el consolidado de dicha información para que en la medida del caso, se tomen mejores decisiones para revertir alguna situación que está provocando baja eficiencia en la producción y productividad del ganado. La promoción del uso de herramientas informáticas contribuye mucho a esta tarea.
Además, hoy por hoy, los registros pecuarios son parte fundamental de la Trazabilidad bovina, ya que los ganaderos deben registrar los movimientos (ingresos y salidas de animales), los nacimientos (fecha del evento, sexo de la cría, tendencia racial) así como las muertes. Ante esto, el tema de la identificación animal (areteo, enchapado) que se promueve a través de la NTON, facilita la toma de información, ya que una vez enchapado el ganado, los datos estarán referidos a los números únicos e irrepetibles de los aretes puestos a cada animal, lo que evitara así la confusión entre los nombres comunes y propios con que los ganaderos “identifican a sus animales”.