5/12/2017

10 años de oscuros negocios del INSS

El capitán en retiro y presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto José López Gómez, no olvida los actos de corrupción que con los recursos del Seguro Social se cometieron en 1979 y luego entre 1990 y 2006.
Los maneja al día en sus pocos discursos públicos en que se la ha visto la cara: todo comenzó con Somoza vaciando las arcas del Seguro Social y con “los gobiernos neoliberales” saqueando los fondos con préstamos y regalías “a empresas de maletín”.
Sin embargo, bajo su ya extensa administración de 10 años (2007-2017), LA PRENSA y otros medios de comunicación independientes han destapado oscuros y nada transparentes procesos de “inversiones” con los fondos de los asegurados nicaragüenses, que han beneficiado a empresas privadas ligadas al Gobierno y a personajes e instituciones afines al partido de gobierno, Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

De Tecnosa a Mechnikov

El primer acto de falta de transparencia con los recursos del INSS ocurrió en 2008, cuando investigaciones destaparon que el Seguro Social benefició con 1.2 millones de dólares a la empresa Tecnosa, del tesorero del FSLN, Francisco López, para construir las viviendas del proyecto El Pueblo Presidente, que luego vendió Caruna a simpatizantes del partido. Fue la primera vez que se vio en público al funcionario público López Gómez.
INSS CORRUPCIÓN
Roberto José López, presidente ejecutivo del INSS. FOTO: 
Ese mismo año, el presidente ejecutivo del INSS siendo directivo del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM) del Ejército de Nicaragua, institución a la que perteneció apenas un par de años antes, López Gómez autorizó un préstamo de 3.6 millones de dólares a Desarrollo del Xolotlán Sociedad Anónima, ligada al brazo financiero del cuerpo castrense, para construir el residencial Las Delicias, en Carretera Norte.
Desde entonces, la lista de negocios vinculados a empresarios y personajes ligados al FSLN que ha beneficiado el INSS ha ido en aumento.
En 2010 investigaciones del DIARIO LA PRENSA revelaron que el INSS también financió otro negocio del Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano de la Policía Nacional (ISSDHU): la distribuidora de medicinas Farmacéuticos y Conexos S.A (Farcosa), constituida con un capital inicial de veinte millones de córdobas, de los cuales el INSS puso seis.
En la gráfica fachada de laboratorios Farco ubicado en carretera nueva a León, frente al empalme entrada Xiloa. Foto LA PRENSA/ARCHIVO. Junio 2009.
Según las publicaciones periodísticas, el aporte del Seguro Social en Farcosa formó parte de una serie de inversiones que beneficiaron a empresas relacionadas con personeros del gobierno (como un hospital del fallecido líder sandinista Tomás Borge, empresas del tesorero del FSLN Francisco López y del exsecretario personal de Ortega, Federico Lacayo).
Luego, la cartera de inversiones del INSS se dirigió a empresarios privados en negocios de bienes inmuebles de lujo: uno de ellos es el condominio Edificio del Norte, una de las construcciones verticales más grandes del país que se realizó con dos préstamos del INSS, que sumaron 12.6 millones de dólares.
En 2016 LA PRENSA reveló que aunque los directivos del INSS no están facultados por la Ley para aprobar créditos para este tipo de construcciones de lujo, estos autorizaron préstamos para la construcción de Edificio del Norte, condominio San Sebastián y Pinares de Santo Domingo, tres proyectos relacionados con el empresario Tirso Celedón Lacayo, directivo del Banco Corporativo (conocido también como el banco de Albanisa).
Ese mismo año, de las arcas del INSS salieron los 1.2 millones de dólares para un condominio de lujo para Teleconstrucciones Guillén SA, la sociedad que recibió el crédito sin que el supuesto socio mayoritario supiera de la existencia de la empresa que operaba en Desarrollos Inmobiliarios, S.A, una empresa de Alfonso Román Silva Molina, entonces directivo del Inss y cuya constructora fue subcontratada en la edificación financiada por la caja de los asegurados, un condominio de apartamentos de lujo en el centro de Managua.
INSS
En el proceso de investigación, Santos Guillén, supuesto socio mayoritario de Teleconstrucciones Guillén, denunció que usurparon su nombre para formar Teleconstrucciones Guillén SA, que fue constituida tres meses y 15 días antes de la aprobación del préstamo millonario del INSS, asunto del cual el funcionario público Roberto José López Gómez no ha dicho una sola palabra.

Laboratorios Mechnikov

La fábrica de vacunas Mechnikov, inaugurada el 22 de octubre del 2016 por el Gobierno de Nicaragua y representantes de la Federación Rusa, actualmente inhabilitada por falta de recursos para su puesta en operación debido a conflictos internos y malos manejos del proyecto mismo, también se financió con recursos del INSS.
La construcción de las instalaciones de la fábrica fue pactada con un aporte de 14.1 millones de dólares de la Federación Rusa y 7.3 millones de recursos de los asegurados del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), de acuerdo con reportes oficiales brindados por la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo Zambrana.
Publicar un comentario