5/30/2017

Grupos de choque reprimen a jubilados


Jubilados que protestaron este lunes por el recorte de medicinas en la Policlínica Bolonia, en Managua, del grupo Servicios Médicos Especializados (Sermesa), fueron reprimidos por otro grupo de personas vestidas de civil, quienes además les dieron persecución y les robaron un teléfono celular, según denunciaron los pensionados ante la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH).
Según Henry Briceño, una de las víctimas, la protesta surgió en horas de la mañana de este lunes cuando cuatro personas con pancartas en mano se plantaron frente a la clínica.
Minutos después, siete personas que llegaron a bordo de una camioneta negra doble cabina con la placa M217314, bajaron del vehículo y les arrebataron de forma violenta los carteles.
Lea también: ¿En qué ha invertido el INSS el dinero de los cotizantes?

Jubilado relata agresión

“Se bajaron de forma muy agresiva y se abalanzaron sobre mi persona, me pegaron una pechada para arrebatarme la pancarta… Lógico, la primera reacción de nosotros es de sorpresa”, expresó Briceño.
—“¿Qué pasa?” —preguntó Briceño.
—“Nada, hijos de p… me respondieron. (Luego) se subieron al vehículo y se fueron”, relató Briceño.
Pero el asedio contra los manifestantes no concluyó ahí. Cuando el plantón fue disipado, los jubilados decidieron trasladarse a Radio Corporación para denunciar públicamente la agresión y una vez más fueron interceptados.
“Cuando llegamos a la (calle) 27 de Mayo, la misma camioneta que nos asaltó en Sermesa, con otros dos vehículos, nos interceptó y se abalanzaron sobre el vehículo, nos abrieron las puertas y se me llevaron el celular, un robo, quisieron quitar la llave de mi vehículo y arrancaron el llavero, pero la llave quedó en el llavín”, continuó Briceño.
Además: Presidente del INSS justifica incremento en la nómina del Seguro

Agresores y Policía juntos

Otra de las víctimas fue Mauricio Roa, quien señaló que al salir de Radio Corporación la camioneta que los interceptó junto con una patrulla motorizada de la Policía Nacional, les dio persecución mientras ellos se trasladaron a la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), donde pusieron la denuncia.
Por su parte, el secretario ejecutivo de la CPDH, Marcos Carmona, dijo que ese organismo acompañará a los jubilados en su denuncia y pondrá un recurso de amparo en el Tribunal de Apelaciones de Managua, ya que los manifestantes estaban haciendo uso de su derecho constitucional a la protesta.
“Nosotros vamos a proceder a prepararles un recurso de amparo, porque es evidente que aquí hay una intención clara de no solo intimidarlos y amedrentarlos, sino que también hay un interés claro de la Policía de monitorear todos los pasos que ellos están haciendo. Don Henry (Briceño) dice que él tiene temor por lo que pasó y responsabiliza a estos grupos paramilitares y a la misma Policía por no garantizar sus derechos ciudadanos”, expresó Carmona.
Le puede interesar: Eliminar exoneraciones garantizaría fondos para pensiones, según economista

INSS redujo medicamentos

La denuncia de estos jubilados surge luego de que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) redujera los medicamentos a los asegurados y jubilados, algo que para los expertos en el tema pone en riesgo la salud de los enfermos crónicos.
Durante varios años el INSS entregó a los jubilados tratamientos médicos para dos y hasta tres meses, pues así evitaba que los ancianos fuesen a pasar consulta frecuentemente. En la actualidad, la realidad es otra. Los jubilados van a pasar consulta, pero en las farmacias del INSS no les entregan tratamientos completos o simplemente les dicen que ya no se los darán más.
Según consultas hechas por LA PRENSA a los jubilados, el INSS ya no les está dando, entre otras cosas, leche, pañales, jeringas, antibióticos, el tratamiento para el Parkinson y accesorios, como los bastones.

Obispo se solidariza con los jubilados

Monseñor Rolando Álvarez, presidente de medios de comunicación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), dijo que está sorprendido cómo el gobierno que preside Daniel Ortega y Rosario Murillo esté suspendiendo la medicina a los jubilados, sector que ha dicho que ponen en peligro sus vidas al negarles los medicamentos.
“A mí me sorprende que se esté reduciendo la lista de medicamentos para las personas de la tercera edad, porque yo había escuchado de fuentes oficiales y públicamente de que no se iba a tocar ningún aspecto de la jubilación de las personas de la tercera edad; de tal manera, mi respeto y solidaridad para todos los ancianos y jubilados de este país”, expresó Álvarez, también obispo de la Diócesis de Matagalpa.
Publicar un comentario