5/17/2017

¿Quién dijo que ser bombero es cosa de hombres?

Es un asunto de vocación de servicio, afirma muchacha bombera
¿Quién dijo que ser bombero es cosa de hombres?
Ser bombero es una tarea compleja, su trabajo radica en servir al pueblo sin interés alguno, y así lo demuestra María Gabriela Núñez, quien actualmente forma parte del Curso Básico de Bomberos y quien el pasado fin de semana vivió su primera experiencia durante el incendio registrado en el Mercado Oriental, donde hombro a hombro trabajó junto a sus compañeros del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua en la extinción del fuego.
La inspiración de ser parte del Benemérito Cuerpo de Bomberos, inicia con el ejemplo de su abuelo, quien por muchos años fue parte de esta institución la cual ha brindado respuesta inmediata al pueblo nicaragüense en los momentos de mayor necesidad.
bombera
“La idea de ser bombero surge con el ejemplo de mi abuelo quien me enseñó que al ser parte de esta institución estaba sirviéndole al pueblo, pero sobre todo me enseñó a tenerle amor a la institución y a nuestro uniforme”, manifestó.
La labor bomberil se ha caracterizado por ser desempeñada en su mayoría por hombres, sin embargo, Núñez, una joven de menuda figura, pero con un entusiasmo sinigual y quien actualmente es parte del Curso Básico de Bomberos, ha demostrado la capacidad con la que hoy las mujeres jóvenes se han venido empoderando de estos espacios al servicio del pueblo.
bombera
Yo siempre he sentido que estar en los bomberos es mi lugar indicado, no importa que la gente diga que las mujeres no podemos, estoy orgullosa de encaminarme en el Benemérito Cuerpo de Bomberos y ser ejemplo para otras muchachas y niñas que aún no se animan a ser parte de este cuerpo de rescate”, dijo.
El hecho de colaborar en la extinción de uno de los incendios más grandes registrados en el Mercado Oriental es una experiencia muy enriquecedora para la aspirante a bombero, quien con mucho esfuerzo y dedicación ha venido formando una carrera en dicha institución a la cual ingresó a los 14 años cuando se inscribió en la brigada infantil.
bombera
El día del incendio nos pusieron a la disposición de la estación y nos dieron la orden de dirigirnos hacia el punto y reforzar a nuestros compañeros con labores cómo el traslado de tanques de oxígeno, acoplar las mangueras al camión, enrollarlas y contribuir al esfuerzo por apagar las llamas. Esa fue una experiencia bastante emocionante porque estaba ayudando al pueblo”, destacó María Gabriela.
A corto plazo, María Gabriela espera formar parte de manera oficial de las filas del Benemérito Cuerpo de Bomberos, donde actualmente funge como voluntaria, ya que aún se encuentra adquiriendo los conocimientos necesarios para brindar un mejor servicio al pueblo.

bombera
bombera

Publicar un comentario