5/16/2017

Seguridad en Nicaragua, ¿es un país seguro?



Escrito por Sergio Otegui Palacios el . Posteado en BlogGuía de viajes Nicaragua
Estoy seguro de si estás organizando un viaje a Nicaragua, ya te habrás hecho o te habrán hecho alguna vez esta pregunta. Pues bien, para que dejes a un lado tus preocupaciones, en líneas generales puedo decirte que Nicaragua es un país tranquilo para el turista. Ahora bien, no olvides que vas a uno de los países más pobres de Latinoamérica por lo que no está de más que tengas en cuenta una serie de consideraciones que paso a relatar en este post.
Parque Pedro Joaquín Chamorro en Managua (Nicaragua)
Como siempre, antes de nada aclarar que mi experiencia en Nicaragua se limita a los días que pasé por el país, cerca de 20, y a los comentarios de conocidos y lugareños que se cruzaron por mi camino. Es decir, esta guía de viajes está escrita por y para turistas. Si necesitas una información más concreta porque vas a mudarte al país o por temas profesionales, te animo a que consultes más fuentes. Dicho esto, vamos al grano.
Paseando por el mercado de Granada (Nicaragua)

El dinero en Nicaragua

El nivel de vida en Nicaragua es bajo y es fácil vivir con poco dinero. Los nicaragüenses tienen su propia moneda, el Córdoba, que al momento de escribir esta publicación está al cambio 1 € = 32 Córdobas. En la mayoría de los lugares te aceptan dólares pero personalmente te recomiendo, siempre, pagar con Córdobas. Si pagas con su moneda es más fácil evitar los engaños: precios redondeados al alza, cambios mal hechos…
Billetes de Córdoba, la moneda de Nicaragua
En este punto, te regalo un primer consejo: infórmate SIEMPRE sobre los precios de los productos y servicios antes de pagar. En demasiadas ocasiones, el turista es considerado un dólar andante y no es raro que traten de engañarte con los precios. A lo largo de mi aventura por ahí, más de uno y más de dos intentaron cobrarme de más. La mejor forma de evitarlo es preguntar a algún lugareño por la tarifa exacta o aproximada de aquello por lo que te dispones a pagar. Ahora bien, también te digo que por lo general los precios de Nicaragua son muy bajos, por lo que si algún día te engañan un poco no merece la pena meterte en ningún lío. Al cambio, seguramente te hayan estafado una cantidad mínima. Así que dinero gastado, dinero olvidado.
Lista de morosos en la Isla de Ometepe (Nicaragua)
Otro tema importante a tener en cuenta es que no resulta fácil pagar con tarjeta de crédito. Pocos locales lo aceptan: tan solo grandes superficies, marcas internacionales, multinacionales, franquicias, y algunos hoteles y restaurantes de cierto nivel. Tampoco es sencillo encontrar cajeros, ni siquiera en zonas muy turísticas. Entre un ATM y otro suele haber bastante distancia, incluso en las ciudades importantes. Así que te recomiendo siempre llevar efectivo contigo y sacar dinero antes de que se te termine del todo.
Comedor en León (Nicaragua)
Con respecto a las casas de cambio, personalmente no tuve que hacer uso de ninguna. Pero aquí los consejos habituales: evita canjear dinero en el aeropuerto y en puestos callejeros de dudosa entidad. Acude solo a establecimientos de cierta autoridad. Y mucho cuidado con cambiar dinero en la aduana terrestre entre Nicaragua y otros países: por lo que nos contaron, la zona está llena de timadores que te ofrecen cambio de moneda, pero el único dinero que entra en juego es el tuyo.
Puesto fronterizo entre los países de Costa Rica y Nicaragua

Seguridad en el transporte

Aunque evidentemente la situación económica de Nicaragua es complicada, en líneas generales podría decirse que Nicaragua tiene un nivel de carreteras y medios de transporte bastante decente. Paso a explicaros algunos de los más habituales:

¿Son seguros los autobuses de Nicaragua?

Si de verdad quieres conocer la realidad de este país, no puedes irte de Nicaragua sin hacer algún trayecto en un autobús de locales: ¡son todo un espectáculo! Y es que en Nicaragua los autobuses no tienen algo parecido a un horario, sino que básicamente el chófer espera en la estación hasta que considera que ha metido suficientes millones de personas en el interior. Sí, lo has oído bien, millones. En los buses nicaragüenses no se respeta ningún límite de aforo: si hay aire para respirar, todavía hay espacio para alguien más. De hecho, al chófer lo acompaña un revisor que, además de cobrar los billetes, es el encargado de ir haciendo o deshaciendo huecos para meter o sacar personas cuando está muy lleno.
En un autobús lleno de gente en el trayecto Granada - Managua (Nicaragua)
Aunque lo que es lleno para ti no lo es para los vendedores ambulantes, quien a pesar de que en el interior puede no haber espacio ni para toser, no dudan en subir a ofrecer sus productos. Alucinante ver su destreza para moverse entre la gente como si fueran untados en mantequilla.

Por supuesto en eVendedores en un autobús repleto de gente durante la ruta Rivas - Granada (Nicaragua)stos autobuses, no suele caber dentro el equipaje por lo que las mochilas y/o maletas van enganchadas con cuerdas en el techo. Por esta razón, te recomiendo vivamente que saques de dentro todos tus aparatos electrónicos o aquello que sea demasiado frágil o valioso y lo lleves contigo.
Maletas en el techo del autobús que va de San Juan del Sur a Rivas (Nicaragua)
Para terminar, decirte que los chóferes suelen manejar decentemente aunque es cierto que pisan demasiado el acelerador sobre todo si tenemos en cuenta la de gente que va de pie en los pasillos. Con todo esto, quizá se te quiten las ganas de ir en autobús, pero yo te recomiendo la experiencia (sobre todo si vas sentado). Y es que a pesar de tanta locura, resulta divertido y cuesta muy poco dinero.
Autobús local en Granada (Nicaragua)

Seguridad en los taxis nicaragüenses

Personalmente, hace mucho tiempo que declaré la guerra a todos los taxis del mundo. Y es que hay demasiados taxistas que abusan del desconocimiento del turista para cobrar por los trayectos mucho más dinero de lo que realmente cuesta. En Nicaragua el tema no es diferente, más si tenemos en cuenta que no existe el taxímetro, por lo que la confusión es aún mayor. Por supuesto, tampoco voy a generalizar porque tuve carreras con chóferes muy amables, pero sobre todo en las zonas muy turísticas trata de ir con precauciones. Volviendo al punto uno de la publicación, la única forma de evitar disgustos es preguntar SIEMPRE a un local cual es el precio que debería cobrar por el trayecto. No olvides que la tarifa es por todos, viajéis uno o cuatro. Más de una vez nos dijeron un precio total y luego nos intentaron engañar diciendo que era de cada uno.
Recorriendo el mercado de Granada en coche (Nicaragua)
Por esta razón, antes de subir a un taxi asegúrate de pactar con el conductor el precio total. Evita preguntas del tipo: “¿Cuánto cuesta el trayecto?” sino que directamente diles: “¿El trayecto cuesta “X” Córdobas, verdad?”. También te recomiendo que no cojas un taxi para ir de una ciudad a otra, porque aunque es habitual que te lo ofrezcan. Te aseguro que ir en autobús es INFINITAMENTE más barato. Y no hagas caso a los taxistas aunque te digan que es el bus está lleno, o que ya no hay más horarios. Antes de hacer en taxi una distancia larga, acude a la estación y asegúrate de que no hay ningún transporte público disponible.
Autobús de San Juan del Sur

Alquilar coche en Nicaragua

¿Es una buena idea alquilar un coche en Nicaragua? Como ya os he comentado, a pesar de la delicada situación económica del país, Nicaragua tiene unas carreteras bastante decentes y el tráfico no es, a día de hoy, demasiado exagerado. De hecho, si lo comparas con Costa Rica, un país en una coyuntura económica bastante más cómoda, a nivel de transporte en coche Nicaragua resulta bastante más amigable. Además alquilar coche es muy barato por lo que es una muy buena opción para moverte por el país.
Coche de alquiler, Granada
Eso sí, máxima atención siempre al volante. En Centroamérica hay muchas carencias de educación vial y te puedes encontrar muchas sorpresas por la carretera. Ve despacio y con cuidado, y no pierdas nunca el asfalto de vista.
Coche lleno de gente en las carreteras de Managua (Nicaragua)
Por cierto, en las ciudades no es habitual ver coches aparcados en la calle, por lo que deduzco que no es una práctica del todo segura. Así que siempre que vayas a dejarlo un tiempo sin usar, busca un parking (parqueo) vigilado y déjalo ahí. Los precios por estacionar suelen ser bastantes reducidos y te sentirás más tranquilo.
Motos aparcadas en las calles de León (Nicaragua)

Higiene alimenticia

La seguridad alimenticia también es uno de las preocupaciones habituales del viajero, sobre todo cuando viajas a un país más pobre que el tuyo. Pues bien, en el caso de Nicaragua: ¿puedo comer en cualquier sitio? ¿Puedo beber de cualquier cosa?
Mercado en San Juan del Sur (Nicaragua)
Aunque cuando fui al centro de vacunación de mi ciudad me desaconsejaron cualquier comida callejera y bebida con hielos, la realidad es que en Nicaragua hay un cierto nivel de higiene en el tema de la alimentación. A ver, no voy a engañarte, evidentemente hay antros y no es recomendable comer en cualquier sitio, pero con que mires un poquito el entorno antes de sentarte es fácil encontrar lugares estomacalmente seguros. De hecho, a nivel de Centroamérica, Nicaragua es uno de los países que mejor fama gastronómica tiene y la realidad es que se nota una cierta dedicación en la elaboración de los platos.
Plato de carne encebollada en la Isla de Ometepe (Nicaragua)
Eso sí, bajo ningún concepto bebas agua del grifo y, en la medida de lo posible, trata de pedir siempre hielos purificados. Por supuesto, evita la comida sin cocinar, como ensaladas y hortalizas, a no ser que estés en un lugar de cierto nivel o que tengas la posibilidad de desinfectarlo previamente. La fruta, como en todo país tropical, es deliciosa y muy variada, aunque no está de más que le des un agua antes de meterle bocado.
Puesto de piñas tropicales en León (Nicaragua)
¿Y puedo comer en los mercados? Sobre esto prefiero no opinar, ya que hay estómagos para todo. En la mayoría de mercados que visité había puestos que ofrecían comida a muy buen precio. Sin embargo, las condiciones de higiene en estos mercados dejaban mucho que desear, sobre todo en lo relativo a la carne y el pescado, que están expuesto a su suerte sin ningún tipo de protección y climatización. Pero bueno, si gusta el salteado de pescado con moscas… no seré yo quien te diga que no lo pruebes.

En resuPuesto de comida en las calles de León (Nicaragua)men, si eres mínimamente cuidadoso con dónde comes y lo que comes, en Nicaragua no tendrías por qué tener demasiados problemas estomacales. Aunque también te digo que, como en todo viaje,  vas a tener tus días de turismo de taza de váter.

Robos y asaltos en Nicaragua

Es difícil hablar de robos sin, por suerte, haber vivido de cerca ninguna experiencia en este tipo. Ahora bien, a diferencia de otros países de Centroamérica (Costa Rica al margen, por supuesto), Nicaragua es un lugar relativamente tranquilo. Sobre todo si sólo te mueves por los lugares más turísticos (Granada, León, Ometepe…), donde estarás “protegido” bajo la burbuja del dinero extranjero.
Lugareños en la puerta de una tienda de ropa en la calle de la Libertad de Granada (Nicaragua)
Ahora bien, fuera de esa burbuja no hay que olvidar que la vida en Nicaragua es bastante más complicada que en gran parte de Europa, por lo que tampoco conviene andar desprevenido y llamar la atención más de la cuenta.
Borracho en la puerta del Restaurante Iguana de San Juan del Sur (Nicaragua)
Consejo de madre: nunca pierdas de vista tus objetos personales, controla tus bolsos y bolsillos en las aglomeraciones y en los trasportes públicos, no te alejes demasiado de los núcleos urbanos o zonas turísticas, y evita pasear solo por la noche.
Calle de León (Nicaragua)
Una buena recomendación es que, antes de ir a cualquier lugar que no hayas visitado antes, preguntes a algún local. Por ejemplo, las personas que regentaban el hostal donde me hospedé en Managua me desaconsejaron pasear por el barrio a partir de ciertas horas, solo con taxi de puerta a puerta. Pero de todo lo que visité es el único lugar donde me dieron una indicación de ese tipo.
Estatuas de la gigantona y el enano cabezón en Managua (Nicaragua)
Como veis, a día de hoy, Nicaragua es un país bastante confortable para el turista. Ahora bien, nunca está de más ser precavido y todas estas recomendaciones pueden ayudarte a hacerte una composición mental de lo que puedes encontrarte en tu visita. Aunque te muevas dentro del escudo del turista, no conviene olvidar que Nicaragua es el segundo país más pobre de Latinoamérica y que acaba de salir de una etapa bélica. Esto de por sí no significa nada, porque el país muestra al visitante una cara bastante más amable que sus datos, pero siempre es recomendable salir a pasear con el sentido común. Si tienes cualquier duda o sugerencia, los comentarios están a tu disposición.
Publicar un comentario