6/28/2017

Descubre Chinandega Cultivo de concha negra, una alternativa económica

Actualmente, la cooperativa tiene 15 miembros. La mitad de los socios son mujeres.
La comercialización en los mercados locales de Chinandega de las conchas negras, un exquisito alimento, ha disminuido. 
Bertha Julia Lara, presidenta de una cooperativa de mujeres que trabaja en la extracción de conchas, en el sector de Potosí, jurisdicción de El Viejo, dijo que han extendido las labores de una a tres hectáreas, en el manglar.  Para seguir, ellas necesitan un financiamiento fuerte para desarrollar el turismo, construir un rancho y comprar material para hacer los nidos de conchas.
“Nosotras pensamos en grande. Queremos pasar de las 230 docenas que se sacan semanales, al doble. Extender el mercado a León o Managua, para venderla a mejor precio”, dijo la mujer que recibió, al inicio, apoyo de la Fundación Lider, que les enseñó cómo hacer sostenible su pequeño proyecto económico.
Actualmente, la cooperativa tiene 15 miembros. La mitad de los socios son mujeres. Este grupo no tiene vehículos para movilizarse. “Yo creo que con una inversión de US$10,000 cubriríamos las necesidades, porque tenemos interés en desarrollarnos”, dijo la campesina.
Bertha Lara asegura que vende la docena de conchas a C$15. “Teniendo una camioneta se viaja a venderse a la capital y en ese mismo transporte, se trae el producto que ocupamos en la granja”, explicó. Tanto ella como sus socios, tienen la buena voluntad de mostrar a cuanto turista visite Potosí, los criaderos de conchas, puesto que es una de la variedad de mariscos que les apetece consumir. “Aquí vienen turistas a escalar el volcán Cosigüina, a conocer la zona pesquera y ellos preguntan por platillos del mar, casi siempre los prefieren frescos”, opinó Bertilio Orozco, oriundo de Potosí.
La zona de vocación forestal cultiva frutas y granos básicos, pero en el año 2017 incursionó en el cultivo de conchas negras y pargos lunarejos en jaulas flotantes, una nueva forma de sobrevivencia para las mujeres y hombres de aquellas comunidades, ubicadas en el litoral del Pacífico, donde se comparte las aguas del golfo de Fonseca, con Honduras y El Salvador.
En esa misma zona están cerca las camaroneras de Los Playones de Catarina, donde se facilitó la siembra de mangle rojo, en peligro de extinción, permitiendo la extensión de áreas para el cultivo de las especies marinas, que están generando un ingreso a gente sin posibilidades de empleo fijo.
Es importante mencionar que esta iniciativa económica modelo se impulsa bajo el financiamiento de la Unión Europea, en el marco del proyecto EcoPesca ejecutado por Amigos de la Tierra de España y Fundación Lider, con el apoyo del Marena, Inpesca y la municipalidad de El Viejo, Chinandega. Dicho proyecto, que inició hace más de dos años, se está ejecutando en Nicaragua y replicando en El Salvador y Honduras.
Publicar un comentario