En el marco de las festividades en celebración a la Imagen de la Sangre de Cristo, la imagen del Cristo del Calvario, Cristo del Rosario,  Señor de los Milagros  y el Cristo de Esquipulas, visitaron la catedral de Managua, siendo su eminencia reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, el encargado de realizar la eucarística.
"Hoy es un día muy especial ya que estas bellas imágenes visitan la catedral como un símbolo de la fe, signo de muestra salvación, signo de nuestro amor al sacrificio del Señor", manifestó.

Especial aprecio del Papa a Nicaragua

Recordó su pasado viaje a Roma donde acompañó al Papa Francisco en la consagración de cinco nuevos cardenales de la iglesia.
“Sabemos que el Santo Padre al haber escogido a Monseñor Gregorio Rosa Chávez como nuevo cardenal a nivel de Centroamérica, es una manifestación de cariño para esta región”.
“Tuve la oportunidad de encontrarme algunas veces con el Santo Padre en la recepción y siempre me preguntó cómo iba el trabajo pastoral en el país, cómo estaba la cuestión de las vocaciones y me animaba a seguir trabajando y sobre todo a ser un buen discípulo de Jesucristo y siempre mandando saludos al pueblo de Nicaragua, a los sacerdotes”.
 “Hay dos elementos que el Papa conoce muy bien y es el amor a Jesucristo del Pueblo Católico, otro punto que él comparte con nosotros es el amor a María, un hombre muy mariano y siempre nos anima a fortalecer nuestro amor”.
El Cardenal Brenes, agradeció el recibimiento de la Embajada de Nicaragua en la Santa Sede.
Sobre el mensaje eucarístico, manifestó que debemos mirar al Cristo Crucificado para tener la alegría de la salvación.
 “Para nosotros es un momento muy especial, la liturgia nos viene a llamar a ser discípulos de Jesús, el discípulo es aquel que tiene a Cristo en el centro de su vida”.
“El Papa Francisco decía hoy que el evangelio nos está diciendo que es más importante tener a Dios en el centro de muestras vidas, junto con el amor de nuestros padres e hijos, pero Cristo debe estar de primero”.
Asimismo, en la catedral se encuentra la Cruz Peregrina que viene de Guatemala, Salvador y Honduras.

Cargar con nuestra cruz de cada día

“Hay que preguntarnos si verdaderamente Cristo es el centro de muestras vidas”, reflexionó su Eminencia.
El que tiene a Cristo en el centro de su vida se convierte en un embajador y esa es la grandeza del misionero y discípulo que predica a Jesucristo, expresó el cardenal a todos los feligreses que le acompañaron.
“Hoy el evangelio nos invitaba a cada uno de nosotros a cargar con la cruz, Cristo ha sido enviado como una muestra de amor y el amor lo demostró clavado en la Cruz para que tengamos vida en abundancia”.
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal
cardenal