7/20/2017

Especial Expica La vida del caballo está en sus patas

Caminar es lo que más hacen los caballos, de ahí que la médico veterinaria María Elena Solórzano afirme que la vida del caballo está en sus patas, aunque sea una parte de ellos que la mayoría de las personas subestima, ignorando que es la más importante.
La doctora señala que los arreglos dependen del trabajo que realiza el animal y aclara que si no es muy duro y si solo son equinos de hípica sin entrenamientos  pesado, se puede realizar al mes y medio o a los dos meses.
La medico veterinaria María Elena Solórzano manifestó que existen varios productos para fortalecer e impermeabilizar los cascos, entre ellos destaca Cascosan.
Aconseja realizar los recortes y la limpieza, que incluye  que se haga la revisión del candado y sobre todo que se cerciore de que no haya golpes. Además dijo que la herradura es preferible que sea de hierro. “En Granada normalmente usan material parecido al hule de llanta por el camino,  el problema es que mantiene mucha humedad y da lugar a la formación de hongos  y luego viene el mal olor y se va poniendo fétido el casco. Cuando es muy extremo se pudre y es el problema más grave, porque el caballo comienza a cojear”, señaló la médica.
Asimismo manifestó que existen varios productos para fortalecer e impermeabilizar los cascos, entre ellos destaca  Cascosan, como el más común en Nicaragua para fortalecer y endurecer la suela del equino, además de que evita que entre con facilidad el hongo.  
“Aunque los cambios de herradura sean cada dos meses el casco se debe estar revisando. Hay que limpiarlos para garantizar que no haya zonas blandas ni que tengan piedras.  Más que lavar el casco se necesita  limpieza, solo que si está muy lleno de heces fecales por estar en un encierro por más de doce horas, se lava para quitar restos de orines y excremento. Por el contrario, si el área donde están no está sucia, solo se limpia con un limpiacascos”, aclaró la especialista en veterinaria. Asimismo, Solórzano dijo que a la hora del cambio de herradura se hace recorte del casco porque al igual que las uñas de los humanos, este crece.  
Cabe resaltar que la doctora recomienda que el calzador deba ser un experto porque deberá recortar el exceso de casco, limar, y según el tamaño del casco, poner la herradura y sus clavos.
“Es recomendable que sea una persona con experiencia porque si se pone mal el casco o un clavo, puede causar tétano y aparecer pus. La laminitis es una enfermedad por golpe que si no se trata puede llevar al animal a un estado de inmovilidad y se muere. Ahora, si no se pone bien el clavo y hay tétano puede morir”, recalcó.
Igualmente, la doctora dijo que en cuanto a las herraduras hay muchas marcas, aunque afirma que la Corona, de origen colombiano, está entre las mejores pero su adquisición depende de la posibilidad económica del dueño. 
Publicar un comentario