7/29/2017

Ley de eficiencia energética mejorará competitividad

Según Cadin, es muy importante  comenzar a tener una producción de energía más eficiente.
La aplicación de la nueva Ley de Eficiencia Energética (Ley 956) complementará los esfuerzos hechos por el sector privado para reducir los costos por consumo de energía, lo que se traduce en mejorar la competitividad, valoró Juan Carlos Amador, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin).     
La ley fue aprobada en junio pasado por la Asamblea Nacional y publicada en la Gaceta Diario Oficial el pasado siete de julio. La misma establece las bases legales para un uso eficiente de la energía con el fin de ahorrar recursos y hacer más competitiva a las empresas del país.  
“La ley es muy complementaria. Premiar a las empresas que logren cumplir con la eficiencia energética o que hacen inversiones para ser más eficientes con la energía es algo positivo. Tenemos ejemplos muy buenos de empresas que lograron hacer inversiones muy fuertes para ser más eficientes energéticamente, tenemos mataderos entre otras empresas. Se hace por la necesidad de ser más competitivos”, señaló Amador. 
Antes de la aprobación de la Ley 956, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) ya ejecutaba programas para el Desarrollo de la Eficiencia Energética en Nicaragua con el respaldo de países como Japón, que a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha financiado proyectos pilotos del MEM para medir el impacto del uso eficiente de la energía. 
Datos publicados por el MEN indican que 28 auditorías energéticas en empresas del sector industrial, comercio y de servicios, donde se aplicaron medidas para un uso eficiente de la energía, permitieron identificar un potencial ahorro anual de US$467, 288.
El Ministerio de Energía y Minas también publica en su página web que 20 auditorías energéticas hechas en instituciones públicas, entre ministerios, hospitales y universidades, registraron un ahorro del 27% del consumo mensual de las instituciones, equivalente a “un 21.5%  de la facturación mensual”, que se calculó en US$ 130,500.
El MEN indica que las medidas aplicadas para lograr el ahorro consistieron en cambios de luminarias, utilización de equipos más eficientes, entre otros aspectos técnicos y el “cambio de hábitos operativos y de consumo de energía”.
La institución también puso en práctica, en conjunto con el Ministerio de Educación, una campaña para fomentar el uso racional y eficiente de energía entre los docentes y estudiantes. El Ministerio de Energía informa que ha logrado  sustituir “720,000 bujías incandescentes por lámparas fluorescentes compactas a nivel nacional en el sector residencial”.  
“Como sector industrial aplaudimos que surjan este tipo de leyes, son sumamente necesarias. Muchas empresas industriales ya cuentan con un departamento que se encarga específicamente en tratar de dar un uso más eficiente de la energía, como Cámara de Industria, el tema de la eficiencia energética es uno de nuestros ejes y lo promovemos con diferentes cursos y talleres”, agregó Juan Carlos Amador, director ejecutivo de Cadin.

Más amplia

“No obstante”, agregó Amador,  “nos parece que está ley debería de ser más amplia. Actualmente para producir energía, hay plantas generadoras que consumen muchísima energía y consideramos que este aspecto también debe contemplarse en la ley. Es muy importante comenzar a tener una producción de energía más eficiente. Cuando tenemos eficiencias bajas en la producción, tenemos una energía cara y esto debe contemplarse dentro de la eficiencia energética”, destacó.
Aún está pendiente la publicación del reglamento de esta ley que debe ser oficializado por la Presidencia de la República. Sobre la nueva normativa de Eficiencia Energética, José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) dijo que “es un primer esfuerzo, recordemos que está pendiente el reglamento (de esta ley), entonces tenemos una fecha, el 30 de septiembre para trabajarlo en conjunto”.
Por su parte Ronald Fonseca, director del Centro de Producción Más Limpia de Nicaragua (CPML), dijo que “es bueno que haya una ley de eficiencia energética y la estábamos esperando desde hace rato. Las empresas siempre están preocupadas por el costo de la energía en el país y están receptivas a implementar medidas de eficiencia en el consumo de energía e implementación de energías renovables, para tener menos costos y ser más competitivas”.

Reglamentar

Fonseca indicó que se ha “generado una expectativa, pero falta esperar la reglamentación de la ley. El reglamento es el que va a operativizar la ley”, recalcó el director de CPML. “Creo que la ley  va  a venir a dar un incentivo importante. Desde las empresas pequeñitas a las más grandes piensan en el ahorro energético”, agregó.
Nicaragua era uno de los pocos “países que no tenía una ley que promueva la eficiencia energética. Panamá y Costa Rica la tenían desde hace mucho, El Salvador también, nos estamos nivelando en ese sentido”, reconoció por su parte Patricia Rodríguez, consultora del sector de generación de energía y servicios eléctricos.
El MEM tendrá bajo su competencia la aplicación de esta ley, que busca cultivar conciencia sobre la importancia del uso eficiente de la energía. Los artículos 19, 20 y 21, comprometen al Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología, al Ministerio de Educación y al Consejo Nacional de Universidades, a trabajar en programas orientados en la promoción e investigación de métodos de uso eficiente de energía.     
“Esto es perfecto, sobre todo la promoción en los colegios, lo más importante son los jóvenes, los niños, porque en los jóvenes se hace conciencia. Es importante que las universidades se dediquen a desarrollar el componente educativo e investigativo”, consideró Rodríguez.
La ley “crea unidades energéticas que trabajarán por el uso eficiente de la energía en el sector Gobierno (público) y sería conveniente que se apliquen en el sector privado, algunas empresas lo tienen y es importante que se pueda generalizar este componente”, recalcó la experta.
Además señaló que “se deben cumplir las normas técnicas sin descuidar las relacionadas al etiquetado de los equipos eléctricos, todos los aparatos eléctricos que se importan al país deben cumplir con las características del uso eficiente de la energía. Hay países donde se han clonado los etiquetados y hay que estar preparados para verificar efectivamente este aspecto”, planteó Rodríguez. 
Publicar un comentario