“!Viva la Sangre de Cristo!!La Sangre de Cristo tiene poder!”, con esa invocación centenares de feligreses se reunieron la tarde de este martes en la Catedral metropolitana para ser parte de la solemne subida de la milagrosa imagen de la Sangre de Cristo.
Durante esta ceremonia los feligreses rezan el rosario para luego acompañar a la milagrosa imagen en el recorrido que realiza cada año dentro de la catedral.
El padre Leonel Alfaro, vicario de Catedral, explicó que la imagen tiene más de 300 años de estar acompañando a los católicos de Managua.
Hablar de la consagrada imagen de la Sangre de Cristo es hablar también de historia, porque la imagen tiene en Managua 379 años y las fiestas de julio son precisamente esto, celebrar esos 379 años de estar con nosotros, ya cerramos este ciclo de julio donde la consagrada imagen también recorrió las distintas calles de Managua y toda la feligresía y los fieles devotos también caminaron el día domingo en la procesión”, resaltó el padre.
“Asimismo tuvimos una vigilia donde muchos vinieron a manifestar su fe, su agradecimiento que le tienen a Dios a través de esta imagen y la verdad que es una muestra de la fe y es lo que nos caracteriza a nosotros los nicaragüenses y ver a la Sangre de Cristo es ver el misterio eucarístico porque es la sangre derramada de Jesús que se nos da a nosotros para salvarnos”.
"A través de la milagrosa imagen le pido al Señor que nos custodie y proteja a nuestra familia", dijo la señora Candelaria Aguirre.
“Vengo todos los años y vendré hasta que Dios me preste vida porque la sangre de Cristo es milagrosa, en mi vida me ha hecho milagros que no le puedo explicar pero que me han hecho servirle lo más que he podido”, manifestó la señora Teodora Gutiérrez.