7/30/2017

Venganza podría ser el móvil de masacre de cinco personas en Costa Rica

La masacre ocurrió un kilómetro de la frontera con Nicaragua.
Las autoridades de Costa Rica investigan si la masacre de cinco personas, miembros de una misma familia, fue por un ajuste de cuentas, debido al método utilizado que fue disparo con escopeta y porque dejaron un mensaje en uno de los cuerpos.
El jefe de Planes y Operaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Michael Soto, confirmó hoy a los periodistas que la tesis inicial que manejan sobre el móvil de los asesinatos es un posible "ajuste de cuentas". "Son cinco víctimas con lesiones por arma de fuego y de acuerdo al análisis criminal del lugar se trata de un posible ajuste de cuentas, lo que tenemos que terminar es el por qué se dio este ajuste, eso se mantiene en investigación", afirmó Soto.
El funcionario añadió que los agentes localizaron un mensaje que estaba en uno de los cuerpos, sin embargo, lo van a mantener de forma confidencial porque se trata de un "elemento importante en la investigación".
Las víctimas son el costarricense Isaías Bonilla Bonilla y su esposa, la nicaragüense con cédula de residencia Paula Romero Romero, una pareja de adultos mayores, así como sus hijos Wilberth Bonilla Romero, de 26 años, y Walter Bonilla Romero, de 24 años, sin antecedentes penales.
El otro sujeto fue identificado como Carlos Alberto Pacheco, de 26 años, un nicaragüense con cédula de residencia y yerno de los adultos mayores. Este sujeto contaba con antecedentes por portación ilegal de arma. La finca está ubicada en la localidad de Monte Plata, en La Cruz de Guanacaste, a un kilómetro de la frontera con Nicaragua.
Los agentes judiciales realizaron ayer el procesamiento de la escena y levantaron los cuerpos, que tuvieron que ser trasladados a caballo debido a las condiciones complicadas del terreno, al cual no se puede acceder por medio de un vehículo. La policía y la Cruz Roja fueron quienes recibieron la alerta. Al llegar observaron que las víctimas presentaban impactos de arma de fuego.
"En esa finca hay una vivienda y de acuerdo con la información que recibimos nos indican que es donde se localizan los cuerpos de cinco personas que, supuestamente, son familia entre sí y que estaban ubicados en el patio de la vivienda (...) Aparentemente se utilizó un arma de fuego tipo escopeta", explicó el director del OIJ, Walter Espinoza. Según las autoridades, las víctimas se dedicaban a la agricultura y contaban reses y caballos.
Publicar un comentario