8/08/2017

La bebita Milagro, ¿un final feliz?

El matrimonio Talavera Fuentes y su hija Wendy.
Los esposos Juan Alberto Talavera y Azucena Fuentes hicieron un llamado urgente para que se presente ante las autoridades la madre biológica de la niña abandonada en un jardín de la ciudad de Estelí. La bebé tenía entre 24 y 72 horas de nacida cuando la encontraron, el domingo 6 de agosto.
La pareja quiere adoptar a la niña y así evitar que la trasladen a un albergue en Managua. Cuentan con un inmueble de dos plantas ubicado en el barrio 14 de Abril y es notorio que poseen recursos económicos, pero aseguran que la niña sería su nieta porque su hija Wendy de 27 años tiene varios años de estar casada y, por un problema en sus ovarios, no ha podido concebir.
Wendy dice que los especialistas le han expresado que para someterse a un tratamiento deberá esperar, al menos, dos años para salir embarazada. Por lo que considera que la niña podrá ser la alegría de su hogar. “No queremos que se la lleven a un albergue a Managua”, dijeron tanto la joven como sus padres.
La familia se ha comunicado con funcionarios de la delegación departamental del Ministerio de la Familia en Estelí y estos les dijeron que si a la bebita le dan “de alta médica” en el hospital San Juan de Dios de esta ciudad y no ha aparecido la madre o algún otro pariente cercano, cumpliendo con orientaciones específicas de la entidad, tendrán que llevarla a un centro especializado de Managua.
“Si quieren que la entreguen en adopción a ellos, lo mejor y más saludable será que viajen a Managua y que expongan el caso a las instancias respectivas”, ratificó una fuente del Ministerio de la Familia de Estelí, consultada al respecto.
“Es verdad que si no ha aparecido ninguna persona que asegure y demuestre que es pariente de la niña y que la reclama para cuidarla será llevada a un centro-albergue donde ella tenga todas los condiciones”, externó la fuente.
Los Talavera Fuentes, aseguran que si es preciso ir a la Presidencia, lo harán. “Muchos funcionarios del Gobierno conocen que nosotros somos personas trabajadoras y honradas”, dijo el “abuelo adoptivo”.
Según Talavera, con su esposa tuvieron 15 hijos, que le han dado más de 30 nietos, y si de biznietos y otras descendencias se trata son incontables los miembros de la familia, aseveró.
La pareja afirma que sus vástagos nunca pasaron dificultades, supieron darles preparación y orientaciones en sus vidas, son profesionales y otros tienen sus trabajos por cuenta propia. Eso sí, aclararon que sus vástagos fueron criados bajo principios católicos. 
El matrimonio y varios de sus hijos asisten regularmente a los oficios religiosos, que se realizan en la parroquia San Francisco de Asís, ubicada en el barrio “El Rosario”, vecino al sector donde viven. Precisamente en un jardín ubicado en el área pública, fue donde supuestamente Talavera encontró a la bebita.
El cura Eugenio Rodríguez también comentó que es justo que las autoridades le entreguen en adopción a la niña a los esposos Talavera Fuentes, a quienes considera personas sanas y seguidoras de los mandamientos cristianos. 
“Al fin y al cabo ellos la encontraron, con ayuda de los vecinos la asearon y fue algo especial”, aseveró el religioso.

Redes encendidas 

Es de indicar que en las redes sociales el supuesto abandono de la niña es tema de discusión desde el domingo. Existen escritos que condenan a la progenitora y se refieren a ella con epítetos fuertes.
Belky Reyes Ríos de la Red de Mujeres contra la Violencia de Estelí pidió a las personas abstenerse de hacer comentarios morbosos o de condena absoluta hacia quien dejó abandonada a la bebita, y esperar que las autoridades policiales concluyan su proceso investigativo. 
“No justificamos el hecho, habría que ver las razones por la cual esa mujer, que también tuvo un compañero para procrear a la niña, la abandonó”, dijo. Generalmente las madres preferimos sufrir limitaciones para que nuestros hijos no sean afectados, acotó.
Es de señalar que la niña ya está bajo medidas de protección del Ministerio de la Familia, según confirmó una fuente de esa entidad. Su condición de salud en el hospital es cada vez mejor y ya se descartó que padezca de algún mal, de acuerdo a los exámenes. Mientras tanto, la Policía sigue profundizando en las investigaciones para dar con la identidad de la madre biológica
Publicar un comentario